• El Amazon Echo Dot es el bocina astuto de menor magnitud y insuficiente precio que Amazon creó para satisfacer la demanda de aquellas personas que deseaban avanzar en el mundo del hogar capaz, pero no querían o no podían invertir en un Amazon Echo.

    A estas alturas, conceptos tal Inteligencia Artificial (IA) u Hogar Inteligente actualmente no resultan extraños para poco más o menos ninguno. Las asistentes virtuales son el futuro, y pronto habrá una en cada hogar gestionando y centralizando el actividad de los múltiples aparatos y dispositivos digitales que nos hacen la vida más cómodo.

    En estos momentos, Amazon Echo es la entrada más inmediata a ese futuro de película de ciencia-ficción que hoy es una realidad. El amplificador agudo emblema del superhombre de las compras por internet ha revolucionado el mundo de la técnica, pero aún hay personas que lo miran con cierto cuidado, sobre todo debido a su tarifa, no capaz para todos los bolsillos.

  • Por qué comprarlo

    Porque es una fantástica entrada de entrada al universo del amplificador capaz. No sólo por su estrecho magnitud, que permite su colocación en prácticamente cualquiera espacio del hogar, sino por lo encantador de su precio, que favorece que las personas indecisas den el paso hacia la Inteligencia Artificial escaso necesidad de realizar un gran coste.
     
    El Echo Dot permite hacer prácticamente todo lo que haríamos con su hermano mayor, el Amazon Echo. Posee los mismos controles de entrada, la centralismo de la gestión del hogar despejado y una gradual y potencialmente infinita capacidad de aumento en posibilidades. En el Echo Dot además encontramos a Alexa, y ésta está asimismo dispuesta a satisfacer todos nuestros deseos, con la única diferencia de hacerlo desde un aparato sensiblemente más pequeño y económico.

  • Quién o qué es Alexa

    Alexa es la asistente eventual de Amazon. Su nombre proviene de la legendaria Biblioteca de Alejandría, y pretende, tal aquélla, ser el epítome de todo conocimiento al alcance de la mano. Su principal misión es ayudarnos a diligenciar nuestro hogar capaz, cumplir nuestros deseos y, en definitiva, hacernos la vida más confortable.
     
    Alexa está conectada a la red y se activa mediante instrucciones de chillido. Para activarla hemos de pronunciar su nombre: los micrófonos existentes adentro del Echo Dot escucharán esta palabra, activarán el artefacto y, a sesgo de la red, interpretarán la orden. Alexa nos responderá entonces o procederá a cumplir la orden lanzada, todo ello en apenas un delegado.

  • Qué cosas puede hacer Alexa

    Podemos pedirle a Alexa todo ejemplo de cosas: desde que reproduzca tonalidad desde Amazon Prime Music, Pandora, Spotify o los podcasts de diversas plataformas, inclusive que responda a preguntas acerca de hechos, que establezca temporizadores de cocina, que nos despierte por la porvenir (ya sea con una alarma o con una canción), que haga llamadas telefónicas o inclusive que nos cuente chistes.

    Alexa, igualmente, está perpetuamente aumentando sus habilidades con nuevas características tanto propias tal de terceros, muchas gracias a los miles de aplicaciones que le enseñan nuevos truquillos al ser habilitadas. Así, puede pedirnos un carricoche a torcimiento de Uber, encargarnos una pizza en Domino’s, realizar una operación o jugar con la estirpe a juegos de habilidad. Cada jornada más.

    También puede controlar una gradual lista de aparatos inteligentes para el hogar, incluidas configuraciones de inspiración conectadas, termostatos inteligentes y populares plataformas domésticas inteligentes. Podremos pedirle que apague las luces de la cocina o que eleve la temperatura unos pocos grados y ella lo cumplirá con gusto, invariablemente que tengamos los dispositivos correctos instalados en nuestro hogar.

  • Cómo es el Amazon Echo Dot

    El primer Echo Dot tenía el exterior de una ficha de hockey, sólida y negra, con un arete superior de control. El Echo Dot de segunda generación, que sustituyó al primero después de sólo seis meses, es un corto más corto que la traducción precedente, en gran parte porque ahora no dispone del mencionado aro que servía para controlar el volumen. En su lugar hay hoy dos recadero de volumen en la parte superior del instrumento. Incluso es un exiguo más ligero, con una carcasa de dúctil brillante en lugar del cuerpo negro mate de la primera generación.

    Por lo demás, resulta todavía práctico: es tremendamente sencillo de aparcar, su manejo es incluso asaz simple e sutil y las características y el actividad de Alexa son impecables.

    Como comentábamos al principio, podemos mejorar la calidad del alboroto del artefacto conectando el Dot a altavoces externos a oblicuidad de Bluetooth o mediante un alambre auxiliar. Esta posibilidad de empalme mediante alambre ha conclusión ser extremadamente útil, poco que Amazon notó y extendió prudentemente a toda la línea Echo. Sin duda representa una albúmina ventaja sobre la estirpe de altavoces Google Home, que no incluyen tomas de salida auxiliar y sólo pueden conectarse a altavoces externos a sesgo de Bluetooth o Chromecast.